Don Quijote en una Harley

16 02 2010

Me declaro confuso. Aquí las causas, reunidas en las últimas semanas:

  1. Expulsado de la selección de rugby de Gales el jugador Andy Powell, por emborracharse (y prolongar el tercer tiempo hasta las seis de la mañana siguiente, hora en que tomó un cochecito de golf y lo condujo un par de millas hasta la estación de servicio más próxima para tomar un reparador desayuno). Los directivos de federación galesa me recuerdan al inmoral capitán Renault, en Casablanca, cuando a petición de los nazis le clausura el local a Rick aduciendo: “¡Estoy escandalizado, escandalizado! He descubierto que aquí se juega…”.

    ¡Estoy escandalizado, en el rugby se bebe alcohol!

  2. Pe vuelve a ser nominada a los Oscars. Advierto ya que Somniloquios no asume, este año ni los sucesivos, el asunto de los Oscars ni su crónica…
  3. El Sherlock Holmes de Guy Ritchie reparte hostias como si fuera Lin-Chun. Si a ese pavo le encargan una versión del Quijote lo larga en Harley por La Mancha.
  4. Zetapé leyendo la Biblia en público (frente a una audiencia, no en el diario).
  5. Público (el diario, no la audiencia) tratando de convertir a Petón en un apestado incumplidor de la Ley de Memoria Histórica por cantar el Cara al Sol (las últimas estrofas vaya, y sin brazo en alto… aclara la crónica) en el homenaje-recuerdo a los caídos de la División Azul (de la que el señor padre del susodicho formó parte en aquellos días).
  6. Petón respondiendo (mal enemigo, amigos) que lo ha cantado y lo cantará porque es la canción de su padre, y que a él franquista no le dice nadie, porque en cierta ocasión tuvo que oír clausurarse pesadamente a sus espaldas los cerrojazos y portones metálicos de la Dirección General de Seguridad, en aquellos días.
  7. Silencio administrativo de Público“Mejor busquemos un manso como el cuñado aquél de Laporta”, debieron de pensar.
  8. Proposición para abolir el aireamiento por altavoz, dos veces al día, de la jaculatoria mariana: vulgo, el Bendita y Alabada, por no respetar la aconfesionalidad del Estado. Y yo que pensaba, zaragozano de mí, que lo que le hacía falta era cambiar el jai-fai del Pilar o bien los parlantes de las torres, que no se entiende ni papa de lo que cantan los Infanticos.
  9. Zetapé leyendo el Deuteronomio, que con notable anticipación decía sobre la Ley de Identidad de Género: “La mujer no se vista de hombre ni el hombre se vista de mujer, por ser abominable delante de Dios quien tal hace.” (Deuteronomio XXII, 5). [copyright Santiago González].
  10. Los sindicatos convocan movilizaciones por la propuesta de retraso en la edad de jubilación; ni se les ha ocurrido hacerlo por que hubiera más de cuatro millones de parados… El juego político sigue igual: Aragón es una Comunidad que preside hace siglos El Hombre que No Estuvo Allí (ni se le espera), al que ahora sus conmilitones le piden que vuelva a presentarse porque todos saben que su no estar allí es la clave del éxito. Mientras, quien gobierna de verdad es otro al que no lo votan ni cuatro. España, por su parte, es un país en el que el Gobierno hace de Oposición y le pide a la Oposición que se comporte como si gobernara.
Anuncios

Acciones

Information

14 responses

16 02 2010
Jeremy North

Totalmente de acuerdo en el décimo punto. Además ese señor, al que votan cuatro, va de farute, dando por hecho que el pepé o el pesoe volverán a contar con él y con sus comarcas tras las próximas elecciones.

El “Sherlock Holmes” de Ritchie me encanta, a mí es que las hostias en el cine me ponen, ya desde mi infancia, cuando veía a Bud Spencer y Terence Hill en “Le llamaban Trinidad”.

16 02 2010
ornat

La cosa es que Terence Hill y Bud Spencer daban hostias sin ínfulas de video-montaje ni métodos deductivos; así como el Gitano de Snatch… La mezcla me resulta extraña. Me gusta Sherlock, me gusta (muchísimo) Robert Downey Jr., pero Guy Ritchie me parece un coñazo que no debería haber salido del mundo de los vídeoclipes y que hace todas las películas iguales: lo mismo le daría Sherlock Holmes que el descubrimiento de América. A Cristóbal Colón lo interpretaría Vinnie Jones y andaría toda la travesía hostiando a los marineros rasos secundado por los hermanos Pinzones…

16 02 2010
millertime

ay! ¿os imaginais a Marcelino depilando a su mujer mientars se fuma un cigarro?… me pongo tontorrón sólo de pensarlo… jajajajajaja

Yo… me bajo aquí.

P.D.: Al de Gales no lo echaron por beber, ni por lo del carrito… sino por irse a almorzar sólo. ¡Hay que hacer equipo amigo!

17 02 2010
ornat

No, iba con otro muchacho que no formaba parte del equipo. Todos los delanteros tienen siempre un hombre de confianza a su lado fuera del campo, a menudo un tipo callado pero que no se pierde una, casi siempre un elemento capaz de beber tanto o más que el propio delantero y que, en realidad, es quien le anima a seguir la farra si los otros se retiran antes de tiempo. En este caso, claramente, debió de ser el autor intelectual de la frase que desató la escena: “¿A que no hay cojones de llevar el cochecito de golf hasta la gasolinera y ahí nos metemos unos huevos con judías cocidas?”. Y el flanker, desde luego, se puso de inmediato al volante…

17 02 2010
eMILIO

Genial post.

17 02 2010
tony

dios, la imagen de powell subido a un carrito de golf en estado catatónico tuvo que ser impresionante. Todavía quedan románticos del viejo rugby incluso hasta en profesionales. En el rugby de camisetas ceñidas, ropa térmica y coches teledirigidos que llevan las pateadores hasta la zona de chut, todavía siguen quedando especímenes de los buenos, de lso grandes, de los de antes

17 02 2010
tony

Mario, tienes razón en lo de Ritchie. Si por lo menos a Colón lo interpretara Mike Reid con las gafas de el ladrillo…….

17 02 2010
tony

Siempre tendreis problemas, al levantar un fiambre de una sola pieza. Por lo visto la mejor solución es cortar el cuerpo en seis pedazos y ponerlos todos juntos. Y cuando ya teneis los seis pedazos, os desaceis de ellos. No los dejeis en el congelador para que los descubra vuestra mamá…Y luego lo mejor según dicen, es echarselos a los cerdos… hay que dejar que los cerdos pasen hambre unos dias, así cuando vean un cuerpo hecho pedazos será como el foiegras para un franchute… Hay que afeitar la cabeza de la victima y arrancarle los dientes para facilitar la digestión de los cerdos, eso puede hacerse después por supuesto, ¿pero no querreis rebuscar en la mierda de los cerdos verdad? se comen los huesos como si fueran mantequilla. Hacen falta unos dieciseis cerdos para hacer el trabajo en una sola sesión, asi que mas vale que tengais cuidado con los criadores de cerdos, esos bichos son capaces de acabar con un cuerpo de cien kilos en unos ocho minutos solamente, Eso quiere decir, que un cerdo es capaz de consumir un kilo de carne cruda cada minuto… de ahi viene la expresion : “hambriento como un cerdo”

17 02 2010
ornat

Ja… Snatch me gustó un poco más que Lock, Stock… y bastante menos que la peor de las películas de Tarantino; e infinitamente menos que los malos de Scorsese. La prueba es que mi único recuerdo es Brad Pitt como El Gitano. No sabría decir nada más de aquellas peliculas.

18 02 2010
Eduardo

El último año que Escocia ganó el 5 Naciones entonces, los hermanos Hastings fueron descubiertos a las 8 de la mañana del día siguiente con los calzoncillos en la cabeza… ¿Alguien se imagina que los hubieran echado de la selección? ¡El mundo al revés! Qué visionario Skinner que renunció el mismo a la de Inglaterra por algo parecido: “¡dicen que hay que concentrarse antes del partido!”… en fin, el mundo no se detiene.

22 02 2010
fedra

Bill Callahan tocó en el teatro Arbolé sus composiciones delicadas .A la guitarra se muestra técnico y minucioso y a la voz grave y modulada .El batería con escobillas fue el acompañamiento perfecto para una velada sugestiva.

24 02 2010
salamandra

Lo de Powell me deja acojonao. Y yo que creía que durante todos los años que jugué al rugby hacía lo correcto. Entrenar, jugar, beber, cantar, beber, contar mentiras, beber, trasnochar, beber… Ya lo dijo el poeta. Los tiempos están cambiando.

2 03 2010
Boli

Me cago en Rodríguez Zapatero (y sabes que lo podía haber hecho literalmente volviendo de Edimbrá)

5 03 2010
lorena

la historia del carrito me recuerda al tractor de mikonos… No entiendo por qué el mundo se empeña en cortar las alas a la genialidad y en darle muñequitos dorados a la modelo de L’Oréal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: