Mi tío Oscar 3.1

25 02 2011

The Fighter, de David O. Russell

Mi hermano fue un crack: ahora, sin embargo, le pega al crack...

La vida a puñetazos. Seamos honestos: una película de boxeo siempre la vamos a preferir a un drama sobre un rey tartamudo. En ambos casos hay una familia disfuncional, cada una a su manera, pero nos interesan más las cuerdas de un ring que las estancias de palacio. Aquí el boxeador es Mickey Ward, un irlandés callado que se deja las muelas en peleas de poca monta y desgasta su carrera bajo el patrocinio de una madre posesiva que gestiona sus asuntos deportivos con tanto amor como incompetencia. Su mentor es su propio hermanastro, un campeón perdido por el camino, adicto al crack y sus terribles circunstancias, incapaz de sostener en pie ni su maltrecho cuerpo ni su enferma dignidad. El coro lo completan siete hermanas con más mechas que cerebro. Frente a toda esa estridencia, Mickey pelea en silencio con la vida y trata de hacerle nocáut antes de caer derribado. Es una historia conocida pero con algunos matices que juegan a su favor y en su contra. Aquí no hay épica deportiva pero sí épica personal; una actuación torrencial de Melissa Leo como la imperiosa matriarca del clan; y un hermano, ex boxeador de cierta promesa arrasada por sus adicciones, al que Christian Bale le proporciona un desamparo físico y emocional que mueven a la conmiseración. Bale es un absoluto portento. Lleva la degradación escrita en sus miradas, en el físico de extrema delgadez que modeló para el personaje, en su lenguaje corporal, en su modo de darle voz al chico mimado que vive sobre el filo con angustiosa inconsciencia. Esa pelea de fuerzas que recaen sobre Mickey Ward/Mark Walhberg, particularmente el enfrentamiento entre su descarada novia y la familia, no produce sin embargo en su personaje una respuesta suficiente. Aunque  representa el centro de todos los conflictos, su naturaleza pacífica, casi afásica, engullida por el maremágnum que lo rodea, debilita la narración. A pesar de todo, a pesar de quedar corta para el panteón de películas de boxeo de nuestra vida, The Fighter deja un poso duradero.
Pronóstico: Oscar al Mejor Actor de Reparto a Christian Bale o Dios no existe.
Somniloquios: Melissa Leo ha de ser la Mejor Actriz de Reparto, aunque me temo que se lo den a la niña de True Grit, Hailee Steinfeld. Amy Adams, la temperamental (y adorable a su manera) novia del boxeador Ward también opta al mismo premio.

De The Duke a The Dude: el parche sobre el otro ojo.

True Grit, de Joel y Ethan Coen

Feo, fuerte y formal. El western es un género tan ancho como las praderas que retrataba Anthony Mann o las que Henry Hathaway fotografió en el Valor de Ley original. El western es un modo de contar la historia cruzado de leyenda, pero con un apoyo de realidad no sólo histórica, sino también moral: su permanencia nos permitiría afirmar que la evolución de la propia psique americana viene reflejada en la larguísima, cambiante y aún viva evolución del género en el cine. Después de este ramalazo de crítica culteranista -desviación de quien ha leído demasiado acerca de los westerns que ha visto- confesaré que sigo buscando el motivo por el cual True Grit no acaba de dejarme convencido de haber visto un gran western. Una buena película sí, cómo no. Irónica, descarnada, adusta, áspera como lo son las películas de los Coen. Repleta de diálogos hilados con una gruesa finura. Interpretada de manera espléndida por Jeff Bridges en el papel del marshal Rooster Cogburn, un tipo feo, fuerte y formal, como quería John Wayne que rezara su epitafio. The Duke protagonizó la versión original de esta historia; aquí, su papel lo cubre The Dude, este Bridges al que los Cohen han elevado a la categoría de actor de culto. Los personajes del Oeste son personajes de una pieza, a menudo supervivientes para quienes todo tiene un precio. Malcarados, asesinos de costumbre, vacíos de otra piedad que no sea la de salir adelante como sea y contra quien sea. Incluso el atildado LaBoeuf que defiende aquí Matt Damon tiene doble fondo. Son el tipo de personajes de mirada torva que tan bien manejan los Coen. Pero siempre acaba por parecerme que a sus historias les falta trascendencia, y eso que su revisión de la novela de Charles Portis (dicen quienes la han leído) rescata el espíritu del original escrito, sus diálogos. el Oeste más árido, oscuro y amenazante. Y sobre todo la elección de poner el foco no sobre Cogburn sino sobre la joven que quiere cazar al asesino de su padre, el personaje que abre y cierra la acción. Hailee Steinfeld, ataviada con el sombrero y el abrigo excesivos de su buen padre, cruza territorio indio (aunque no aparece un solo indio) y le pone a su Mattie tanto plomo como el maloliente Cogburn o los villanos de siniestra dentadura a los que se enfrenta. Hay una conclusión que personalmente me molesta. Es cierto que el Oeste acabó siendo un número de circo. Es el lado más irónico de semejante epopeya, y tal vez a los Coen les pareció que rimaba a la perfección con su visión sardónica de los géneros. Pero Rooster Cogburn no merecía ese destino. El destino de todos los hombres del Western lo resumió Ford en el plano final de Centauros del Desierto.
Pronóstico: Oscar a la Fotografía (o a la Cinematografía, yo qué sé) y a la Mejor Actriz de Reparto para Hailee Steinfeld.
Somniloquios: Ya he dejado dicho que le daría el Mejor Actor a Jeff Bridges. ¿Que lo ganó el año pasado? Sí, pues mejor aún. Frente al nítido Colin Firth, yo prefiero a este maloliente Cogburn. Y la Fotografía y eso, creo, también deberían salir premiadas. ¿La niña? Por principio, desde la muchachita de El Piano, me niego a los Oscars a infantes.

Anuncios

Acciones

Information

4 responses

27 02 2011
Merson

Anda, disfruta…

28 02 2011
ornat

Jajaja… mañana la comentaremos on the air.
Gracias

28 02 2011
Jeremy North

“Valor de Ley” es impecable, perfectamente dirigida, con un gran guión de los Coen, y con Bridges y la chica estupendos (Jeff Bridges es un gran actor desde que era joven, en “Fat City” de John Huston) y con Matt Damon muy bien también.

Único pero, que supongo sólo será para los fans de los Coen, como soy yo: le falta genialidad, le falta el toque personal de ellos. Es una película muy profesional, del estilo de “No es país para viejos”. Son grandes películas pero no son del estilo “Coen”. Lo que no es óbice para disfrutar muchísimo del muy buen cine que contienen sus imágenes.

“The Fighter” está bien, pero ya le he visto muchas veces. Eso sí, Bale y Melissa Leo están fenomenal.

28 02 2011
ornat

Los Coen han sido uno de los estímulos más importantes del gran cine de los últimos 25 años, un aire de gran cine con una personalidad muy especial y multitud de imágenes (y personajes, grandes personajes) muy perdurables. Diría que ahora se debaten entre hacer ‘sus’ películas y un cine más próximo a los géneros (no al retorcimiento de los géneros, que tan bien han practicado), y que esa tensión siempre va a provocar que los que prefieren el toque Coen queden a veces algo decepcionados. A mí me han divertido mucho la mayoría de sus películas. Entre todas prefiero Fargo, y después un cuarteto a la misma altura, más o menos: Barton Fink, El Gran Lebovski, No es País Para Viejos y Muerte Entre las Flores. Pero no me importa tanto que Valor de Ley no se parezca a una película al uso de los Coen como su trascendencia. Contra toda su apariencia de mera diversión para los sábados por la tarde (equivocación muy extendida para mi gusto) los westerns siempre estuvieron más cerca de la trascendencia de un drama clásico que del puro entretenimiento visual. Me temo que la genética mirada irónica de los Coen les dificulta ese paso que tan bien respetó Clint Eastwood en Sin Perdón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: