Beck y Clapton: Moon River

6 10 2011

Moon River, la canción escrita por Johnny Mercer (letrista) y con composición de Henry Mancini para la película Desayuno con Diamantes (Breakfast at Tiffany’s) ha cumplido 50 años. Interpretada  por Audrey Hepburn en el alféizar de su ventana, con el correspondiente aire nostálgico y un leve rasgueo de guitarra. La letra no posee un gran sentido, precisamente porque tiene ese carácter deshilachado o incompleto de los recuerdos íntimos, que sólo adquieren forma plena, significativa, en la mente de quien los  evoca. Moon River es, en sí misma, un efluvio de pura melancolía o de recuperación de un lugar perdido, pero mantiene intacto su enorme poder de evocación para cualquiera que la escuche. Mercer escribió la letra en recuerdo de un río verdadero en Savannah, Georgia, que veía desde la ventana trasera de su casa y que compuso el marco de su infancia. Se llamaba The Back River, originalmente, pero desde que Holly Golightly cantó el tema (que en la banda sonora original de la película sería instrumental), se le cambió el nombre a Moon River: el río de la luna. “My huckleberry friend…”, una de las más célebres líneas de la canción, no hace referencia a la novela de mi queridísimo Mark Twain, Huckleberry Finn, sino a la fraternal amistad del autor con otro muchacho con el que iba a coger arándanos (huckleberries) . Esta versión viene punteada por Eric Clapton y Jeff Beck, dos monumentales guitarristas de rock, psicodelia y blues, y le agrega al tema el tono canalla necesario para convocarnos aquí durante unos minutos, recordar a Mercer y Mancini, desde luego a Audrey Hepburn y a George Peppard, la magnífica película de Blake Edwards y, de fondo, a nuestros imprescindible Truman Capote y hasta Twain.

Río de la Luna, mides más de una milla de ancho
pero algún día te cruzaré como es debido
Fabricante de sueños, tú… que rompes los corazones
Dondequiera que vayas, yo voy contigo
Seremos dos perdidos, dispuestos a recorrer el mundo
hay tanto mundo por conocer…
Todos buscamos el final del arco iris
que nos espera a la vuelta de la próxima esquina
Mi amigo, con el que cogíamos arándanos,
el Río de la Luna y yo…

 

Anuncios