Australia cae en un agujero negro

26 08 2012

Los All Blacks celebran la demolición de Australia, que les permitió retener la Bledisloe Cup, el trofeo que desde principios de los años 30 se disputan las dos naciones: Australia no lo tiene en su poder desde 2002.

En Australia, la caza del entrenador Robbie Deans ha tomado velocidad en sólo dos jornadas del Rugby Championship. La afrenta de la primera semana -la notoria debilidad física, el creciente estado de confusión, la ausencia de un plan y la suficiencia de unos All Blacks que ni siquiera vieron necesario convertir su victoria en un marcador enfático- creció como una tormenta tropical en el viaje de este sábado a través del Mar de Tasmania: lo que en Sydney había parecido un aleteo de suficiencia de los All Blacks, se transformó en el Eden Park en un huracán, una de esas derrotas que remueven el suelo bajo los pies de los entrenadores. De todo un equipo. Australia se perdió en un agujero negro de profundidad incalculable. NZ ganó 22-0 y retuvo la Bledisloe Cup. Hacía 60 años que los Wallabies no se quedaban sin anotar en el territorio de su mayor antagonista.

En su análisis para Sky Sports, Michael Lynagh (ex capitán y campeón del mundo con los Wallabies) lo expresó de manera flemática, la que usan las voces autorizadas cuando se trata de señalar culpables: “Un entrenador es tan bueno como lo sean sus resultados. Es normal cuestionar a Robbie Deans”. Aunque los Wallabies sostuvieron 25 minutos sin anotar a los All Blacks, endurecieron su perfil en las melés abiertas y hasta en ese pasaje llegaron a dominar la posesión, los All Blacks respondieron con característica fiereza al paso adelante del rival. El ruido de cacharrería que la delantera aussie provocó en el arranque del choque (fuertes el segunda Timani y Stephen Moore, arrojado Hooper en su papel de relevo del loosie David Pocock, intimidatorio Higginbotham, dispuesto a descabellar rivales si hacían alguna tontería en las montoneras), fue quedando poco a poco en un silbido apenas molesto conforme los All Blacks pusieron en marcha el molinillo de hacer café en los agrupamientos. A los All Blacks todo les funciona. Todo: la defensa, el ataque, la estrategia, la creatividad, el juego posicional, la velocidad, las fases estáticas, la delantera… Steve Hansen, su nuevo entrenador, no sólo ha conservado la inercia mental del triunfo en la Copa del Mundo (trabajaba ya en el equipo de su predecesor en el cargo, Graham Henry), sino que parece haber afinado de forma minuciosa al grupo en defensa, actividad colectiva y aprovechamiento de jugadas de pizarra a la salida de fases estáticas. El resultado son estos All Blacks dominadores.

Sonny Bill Williams resiste el tackle de Beale y se dispone al offload: fue su último partido con Nueva Zelanda. El boxeador deja los All Blacks para jugar en Japón, primero, y después en la Rugby League australiana.

En este partido, las jugadas marcadas fluyeron hacia Sonny Bill Williams en su último día como All Black. Una semana antes, Williams y Nonu hicieron una labor fantasma, de corredores falsos para que la pelota llegara antes a los extremos, donde el incontenible Israel Dagg llega como una centella desde el fondo para marcar las diferencias… y los ensayos. Esta vez, Sonny Bill, el boxeador de los pesados, fue receptor sistemático de la pelota en el medio campo. Y jugó con finura, transformando su preeminencia física para liberar compañeros. Sus pases en descarga después de los contactos, cuidando la continuidad de la jugada y mimando la pelota como a un bebé arropado, le dieron a Nueva Zelanda la base de ataque precisa. Lo demás fue una tercera sensacional: Read (tackle para salvar sobre la línea la única posibilidad de ensayo australiana, por medio de Berrick Barnes), Messam y Richie McCaw conforman una tercera línea trituradora… Igual sacan la basura que escarban bajo tierra en los breakdowns, que ganan la ventaja o, sobre todo, interrumpen las aventuras ofensivas rivales. Esos tres componen una fuerza de élite en toda regla.

El marcador del descanso (9-0) volvía a inducir conclusiones equivocadas. Australia no había amenazado ni siquiera cuando más amenazante quiso ser. Hace un año este equipo maravilló en el mismo torneo con sus protéicas exhibiciones de velocidad, a cargo de Genya, Cooper, James O’Connor, Beale y Ioane. Excepto el último, todos los demás parecen jugadores distintos, ausentes, confundidos o ahítos de energía. Ya la Copa del Mundo (aquella inesperada derrota en el grupo contra Irlanda) puso un nubarrón sobre el equipo; y el equipo parece haberlo somatizado y ser incapaz de salir del laberinto emocional, el paredón de agrias críticas y la inseguridad que dejó aquel episodio. Puede que en la primera parte de ayer el marcador sostuviera a los australianos a una distancia recuperable de los All Blacks; la realidad tácita de la acción indicaba que el trayecto era sideral. Los Wallabies siempre anduvieron más cerca de la frustración, y el derrumbe, que de un hipotético renacimiento. Su colapso vino con un golpe y tarjeta amarilla concedido por su medio de medio de melé y capitán, Will Genya, que permitió a Carter abrir brecha. El arreón del inicio del segundo tiempo -otro golpe a cargo del 10 y un ensayo de Israel Dagg, el proyectil inteligente, al final de otro movimiento preconcebido de los negros- dejó a Australia boca arriba. El Sydney Morning Herald coronaba su crónica del partido con un friso comparativo del récord de Robbie Deans al frente de Australia (tres victorias, catorce derrotas ya con los All Blacks), con respecto al de sus predecesores desde mediados de los ochenta. Una forma como otra cualquiera que tienen los periódicos de escribir sus epitafios; o sus condenas.

Nueva Zelanda, 22
Ensayo: Israel Dagg
Conversiones: Carter (1)
Golpes: Carter (5)

Nueva Zelanda: 15 Israel Dagg, 14 Cory Jane, 13 Ma’a Nonu, 12 Sonny Bill Williams, 11 Hosea Gear, 10 Dan Carter, 9 Aaron Smith, 8 Kieran Read, 7 Richie McCaw, 6 Liam Messam, 5 Sam Whitelock, 4 Luke Romano, 3 Owen Franks, 2 Keven Mealamu, 1 Wyatt Crockett.

Australia, 0

Australia: 15 Adam Ashley Cooper, 14 Drew Mitchell, 13 Rob Horne, 12 Berrick Barnes, 11 Digby Ioane, 10 Quade Cooper, 9 Will Genya, 8 Scott Higginbotham, 7 Michael Hooper, 6 Dave Dennis, 5 Nathan Sharpe, 4 Sitaleki Timani, 3 Ben Alexander, 2 Stephen Moore, 1 Benn Robinson

Anuncios

Acciones

Information

One response

5 12 2012
woodyalle

Disculpe la impertinencia pero, ¿ha cerrado el chiringuito y no me he enterado o está de vacaciones indefinidas?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: