El impulso de fuga

18 01 2016

“No pertenecía a la especie humana, podemos llegar a pensar que ni tan siquiera existió. Pero si no hubiera existido, habríamos tenido que inventarlo. Porque el destino de nuestro siglo -ahora podemos verlo- era ser el siglo de Kafka. Porque nadie como él encarna mejor lo que tantos y tantos de nosotros han (y hemos) sido a lo largo de este desolador y angustioso siglo: seres irreales; sólo siluetas recortadas en papel de seda amarillo, que crujen sutilmente a cada gesto; sólo sombras que no hacen ruido, que nadie ve, que brincan a lo largo de las casas, desapareciendo a veces en los cristales de los escaparates; fantasmas ambulantes dominados casi siempre por el impulso de fuga (“Fuera de aquí, tal es mi meta”), la carrera desesperada hacia la ventana con la sensación de estar quebrando maderas y vidrios, la impresión de que el universo es una prisión de la que nunca se sale”.

vilamatas

Una vida absolutamente maravillosa (Ensayos), de Enrique Vila-Matas

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: