Germán Coppini (1961-2013)

26 12 2013

[De aquel extraordinario catálogo de irónicas melancolías que era ‘A Santa Compaña’, que frecuentábamos en un radio-cassette, siempre preferí esta canción, que parecía prefigurar la desmemoria que acompañaría a Germán Coppini en su larga época posterior a Siniestro Total y, desde luego, Golpes Bajos. Yo también estuve, para qué negarlo ni apelar a una tramposa diferenciación, entre quienes olvidaron. O quienes, al contrario que Coppini, prefirieron permanecer en la revisión nostálgica ocasional de aquellos días y aquellos temas. Estos días suenan las canciones de proyectos posteriores de Coppini, al que siempre tuvimos en nuestro imaginario como inadaptado funcional del medio dominante, y tal vez por eso lo hicimos, con mucha imprudencia y superficialidad, héroe de nuestras melancolías. En ‘Escenas Olvidadas’ ondean un par de líneas que siempre reclamé brillantes: “Mis largos juegos pueriles / mi corta noche romántica”, era uno. Y esta otra proclamación de las iniquidades del amor, que juzgamos canónica: “No se ama a los sumisos / simplemente se les quiere”].

Anuncios